Plantas, semillas y hojas en sus diferentes usos y aspiraciones; como limpieza y como riego para los negocios y como fuente de salud, para hacerse baños y para cambiar la suerte. Plantas como bebidas tonificantes, plantas que curan forúnculos del cuerpo y plantas que también sanan cuando hay forúnculos en el alma. Así las ha vendido Mélida Sepúlveda en su local que es venta de yerbas y acopio de conocimientos botánicos, en la Calle 10 10-68, en el centro de Bogotá.
Las plantas son acceso a la salud, para quienes carecen de seguridad social. Este es un segmento creciente que mueve millones de pesos en plazas de mercado.

En el mismo local es frecuente que una persona llegue a contar las diferentes maneras en que emplean sus compras. En el caso del anís, utilizan su infusión para el control de la diarrea. Dicen también que el consumo de agua de anís aumenta la producción de leche materna. Entre tanto otros clientes afirman, que el mismo anís colocado en aceite y frotado en la cabeza mata los piojos.


Herbario sanador... herbario para la buena suerte... herbario para el amor...


Las propiedades medicinales de las plantas han sido sustentadas por investigaciones en laboratorios farmacéuticos. En Colombia, instituciones de educación superior establecen presupuestos enfocados en esos estudios. Mélida Sepúlveda lleva catorce años en el universo botánico. Su herbario es epicentro de consultas sobre múltiples afecciones a la salud.

También llegan las incertidumbres de los hombres un tanto preocupados porque no pueden hacer felices a sus mujeres, a lo que la señora Mélida tiene la respuesta en una planta: el paraguevos que, ella afirma, aumenta la virilidad - según dice- ha de usarse sin excesos. Pero no sólo son los hombres que llegan con cierta verguenza, también son mujeres enamoradas que quieren llevarle el poder a sus parejas. Son temas de salud sexual y reproductiva, que en muchos casos se tornan angustiosos.

Un hombre, con acento del Valle del Cauca pregunta por la cáscara de marañón. Cuenta que lleva años utilizando esa corteza para regular el azúcar en su organismo, y que ha logrado buenos resultados.
Hasta el establecimiento llega el microempresario que quiere limpiar su restaurante. La señora Mélida ofrece Citronela. Lo que está vendiendo es una planta preferida por las industrias jaboneras reconocidas a nivel mundial. Como este hay muchos sitios en donde se venden las plantas para bañarse el cuerpo y yerbas que atraen buenos sentimientos, en donde se compran las hojas que en infusiones esparcidas en el cuerpo deshacen las envidias...


Plantas con atributos saludables


Yerbabuena, Albahaca, amor, baños, limpieza, curar enfermedades, esencia de girasol, suelda con suelda para huesos, riñones, diabetes, fractura de huesos, cáncer, próstata, impotencia, son las palabras que se escuchan por parte de compradores que llegan a ese mostrador.

Cada uso de una de estos elementos de la naturaleza es transmisión de conocimiento y de creencia. El tomillo lo recetaba Teofrasto en Grecia Antigua. Los registros cuentan que el griego formulaba las infusiones para expulsar las lombrices. Se sabe que suspendido en aguardiente es un excelente digestivo.
En cuanto al Tilo, en Francia, es un árbol que adorna espacios públicos, y cuya flor blanquecina y olorosa calma los nervios. Un antiguo folleto de la época de la colonia dice que "ayuda a dormir calmada y reposadamente".

El clavo, ese modesto botón, además de condimento, de materia de incienso, de uso en los casos de dolor de muela, es principio esencial en la fabricación de eugenol, cuyo olor característico y sus propiedades anestésicas y de antiséptico bucal son una marca de nuestras visitas a odontología.

Mélida Sepúlveda envuelve sus pedidos en hojas de periódico. Le piden Altamisa y vende desde $ 1000, comenta que es un remedio para limpiar la matriz , que las mujeres lo llevan mucho en el caso de reglas atrasadas.


El local está prendado de olores a menta y a manzanilla, como un reconfortante aire de salud, como el hombre puesto en los tiempos primordiales, y también la presencia inextinguible de lo mágico.
Cada producto colocado en los estantes de madera tiene una facultad propia como el apio, un diuríetico, "que hace mear al más recio", dicen en España. La señora de hierbas abarca temas desde la inflamación de la pleura, que es la membrana pulmonar, y cuyo tratamiento se hace con tintura de girasol en alcohol.
En manos de la señora Mélida y su singular personalidad las plantas son una explicación del mundo para mejorar la salud, o por el simple placer de tomar una infusión de manzanilla, o la ilusión de quienes aspiran a abrir caminos, o destrabar el destino...

.


Texto y Fotos: Noticias Colombia
- Nelson Sánchez Abaunza.- Octubre 14 2019