Niños bogotanos recibieron dulces, que recorrieron más de nueve mil kilómetros, desde un país que muy poco, o nunca, escuchan mencionar: República Checa.

Zorá Pitáková, tras doce años de permanencia en Colombia, ha hecho del país suramericano su segunda patria... junto con los actores colombianos Sebastian Landinez y Nicolle Gómez, recibió en el Salón Comunal del barrio Corinto a la chiquillada con la dignidad de un antiguo reino.

Los artistas comunicaron al público infantil dibujos animados de los creadores checos, dispusieron de juegos infantiles, de danzas tradicionales; todo como experiencia de un país muy lejano y alcanzable, que niños, y adultos curiosos, vivieron en chisporroteo imparable.

En el Barrio Corinto, al noroccidente de Bogotá, una muestra de infancia colombiana, se enteró que en otro lado del mundo, hay personas que tienen interés por su amistad. Las tropas infantiles se apropiaron de un país pequeño, que cabe catorce veces en Colombia, que está situado en el centro de Europa, y que tiene uno de los mayores índices de desarrollo humano.


Colombia y República Checa: para conocernos mejor.

Zora Pitáková, puso en Bogotá una especie de valija de ilusión. Dentro de su maleta trajo cristales de Bohemia, y joyas elaboradas por maestros vidrieros, pero, para el caso de la concurrencia, lo importante fue el paquetico con chocolates; con una moneda checa, una mariquita, dos bombones, y dulces artesanales checos.

En Praga, la directora de teatro recolectó, entre familiares y amigos confites de buena voluntad, como un modo de trazar nuevas lineas de destino fraternal para dos pueblos.

En República Checa, muchos de sus habitantes, desconocen que Colombia existe, y algunos que saben de esta geografía, exhiben sus miedos para visitarla.

Estamos por aprender de Republica Checa de su cultura, de sus perlas en cristal, de sus castillos, de su industria aeroespacial, de sus calles medievales, de Praga subterránea, de su ingeniería mecánica, del arte vanguardista, de la capital romántica, de la capital adornada por enigmas; de la capital gótica, barroca, abarrotada por las hechuras de monjes, ciudad memoriada en jinetes, evocación de alquimistas, residencia de la ciudad judía.

Los niños colombianos se dejaron llevar por estados de fascinación con las imágenes de Praga, ciudad envolvente y atrapante, en donde existe un reloj astronómico que los turistas admiran como maravilla mecánica a cada hora en punto, cuando un esqueleto hace sonar las campanas y doce apóstoles saludan.

Al final de la jornada, Zora Pitáková, enrolló dos hojas de papel periódico, en donde los invitados plasmaron sus dibujos, sus trazos, sus rayones. Esta vez la ruta es, al contrario, llevar al Canal de Televisión Checo, un pedazo de esta patria diversa... para que sus compatriotas de República Checa empiecen a querer a Colombia.


Amigos que aportaron en República Checa y en Colombia, al encuentro binacional:


  • Dagmar Bauerová
  • Petr Koliha
  • Luboš Tamele
  • Kristýna Celuchová
  • Daniel Kursa

  • Diego Herrera
  • Frank Avendaño
  • Sofía Duarte
  • Viviana Marcela Avendaño
  • Hilda María Romero
  • Alexander Moya
  • Andrés Arévalo Figueroa
  • Deisy Penagos
  • Germán Bolaños Figueroa
  • Dimagin

  • Agradecimiento a Teatro Metropolitano de Praga

     

     
     
       
       
       
    Texto y Fotos Noticias Colombia: Nelson Sánchez A.